viernes, 10 de septiembre de 2010

Un gancho al mentón

Highton de Nolasco respaldó la reglamentación de la Ley de Medios
Publicado el 10 de Septiembre de 2010
Por Néstor Espósito

La ministra de la Corte Suprema dijo que la cláusula objetada “es una preventiva respecto de aquel que la pide”. Diferenció “la suspensión de un artículo” del análisis “genérico sobre si hay o no libertad de prensa”.


La vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia, Elena Highton de Nolasco, respaldó la reglamentación de la nueva Ley de Medios. La medida cautelar que mantiene suspendida la cláusula de desinversión para el Grupo Clarín –tema sobre el cual la Corte aún no se pronunció– “no impide, de ninguna manera, reglamentar una ley”, enfatizó la magistrada. “Aunque haya algún artículo suspendido por algún juez respecto de algún particular, justamente no es una inconstitucionalidad genérica, sino una preventiva respecto de aquel que la pide”, enfatizó. Y, en ese sentido, recordó que la norma “está en vigencia”. Lo está desde que la propia Corte, el 15 de junio pasado, dejó sin efecto una medida cautelar de la justicia federal mendocina que la había suspendido íntegramente, en una causa iniciada por el diputado opositor Enrique Thomas. Highton recordó aquella decisión que marcó la puesta en marcha de la Ley 26.522 sobre Regulación de los Servicios de Comunicación Audiovisual. “Una ley que a partir del caso Thomas, que nosotros resolvimos, está en vigencia.”
“Hay algunos aspectos que deberían resolverse políticamente. Cada legislador que pierde una votación no puede ir a los tribunales”, recomendó, a propósito de aquella situación ya zanjada por el tribunal.
Pero además, Highton diferenció “la suspensión de un artículo de la ley” del análisis “genérico sobre si hay o no libertad de prensa”. En una conferencia que ofreció ayer al mediodía en la Fundación Konrad Adenauer, en el marco del ciclo Preguntar al Poder, la jueza expresó: “una cosa es un artículo de la Ley de Medios y otra cosa es hablar en general sobre una especie de inexistencia de libertad de prensa. (Ambas cuestiones) están en unos parámetros tan separados que realmente no hablamos de las mismas cosas.”
Cuidándose en extremo de esbozar alguna idea que pudiera dar paso a una recusación a la hora de votar sobre la medida cautelar de la justicia en lo Civil y Comercial Federal de la Capital Federal que mantiene frenado el artículo 161 de la norma, en una acción entablada por el Grupo Clarín, Highton consideró que “algo tan genérico como si hay o no libertad de prensa no es lo mismo que si un artículo está suspendido respecto de un grupo en particular. No se pueden sacar conclusiones tan drásticas.”

“Habrá que ver lo que dice la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) o todos las observadores internacionales respecto de algo en lo que hay muchos intereses comprometidos (…) No voy a dar una opinión genérica sobre si hay libertad o no”, subrayó la segunda integrante femenina del máximo tribunal argentino. Pero, rodeada de micrófonos, grabadores, cámaras de televisión y una docena de periodistas de distintos medios, Highton reflexionó: “yo veo que están todos acá, y todos me preguntan lo que quieren. Y no parecen estar muy constreñidos en las preguntas.”
El clima que se había creado llevó a un periodista a proponerle a la jueza: “Uno puede interpretar en función de lo que usted está contando, señora, que no habría ninguna irregularidad por parte del gobierno, entonces, con respecto a la Ley de Medios.” Highton reaccionó con rapidez, cautela y prudencia. “Yo no dije eso.”
“Yo dije que lo que está en ese expediente, lo vamos a resolver en ese expediente.” La frase refirió, justamente, a la medida cautelar a favor del Grupo Clarín.

Durante su exposición, la vicepresidenta de la Corte Suprema rechazó los proyectos de baja de la edad de imputabilidad de los menores al considerar que si esa decisión no está acompañada de otras medidas de fondo “no cambia nada”. En ese sentido, se pronunció a favor de un “sistema realmente inclusivo”. “La mera baja de la edad de la imputabilidad no cambia nada, no creo que sea una solución”, afirmó, y enfatizó que, por ejemplo, no habría necesidad de construir más cárceles “si el sistema fuera realmente inclusivo”.